Gestión Inteligente de la Producción – Parte I

Julio Guerra

Julio Guerra

Director de Operaciones en Lagerkvist & Partners Peru

Cómo se determinan los costos unitarios en la mayoría de los casos.

Para establecer el precio de los productos fabricados, se cuenta con 2 elementos: El costo unitario de producción del producto y el margen de contribución. En varias experiencias de implementación de GEN ERP, se ha observado que el primer elemento es determinado de la siguiente manera:

La suma neta de todos los consumos (directos e indirectos) de la fabricación, dividido entre las unidades producidas (costos de producción / unidades = costo unitario).

La mayoría de las veces, este costo se trabaja en hojas de cálculo o en sistemas informáticos con un módulo de producción básico. Éstos últimos, en el mejor de los casos, proveen el costo por el consumo de las salidas del almacén (insumos) y no se articulan con un control real del proceso productivo y las transacciones de entrada y salida de un Kardex integrado al sistema.

Qué problemas nos trae establecer los costos de producción de esta manera.

La gran desventaja es que, en el caso de una manufactura de varios ítems o artículos y de varios centros de costo; este método nunca nos podrá decir exactamente cuánto nos cuesta cada artículo, cuánto cuesta las diferentes producciones de cada uno de éstos y menos aún, cuánto costo se está acumulando en cada centro de costo. Esto se agrava si tenemos más de un centro de producción o varias líneas o grupos de producción. Esta problemática se evidenciará si en los cierres de mes queremos costear los “productos en proceso”, los cuales no serán reflejados en los estados financieros de la manera correcta. En otras palabras, no se tendrá una integración real de los costos de producción y los estados financieros.

El no tener esta exactitud en el costo de las unidades producidas, no nos va a permitir identificar oportunidades de mejora en el proceso de producción ni en la utilización de materiales y otros recursos. Además, no se tendrá certeza si hubo reprocesos o fallas y cómo estos eventos tuvieron impacto en el costo final del producto. Estamos en una “zona gris” donde no sabemos cómo los diferentes acontecimientos de la etapa de fabricación, afectan el costo unitario de la producción resultante.

Trabajar de esta manera puede distorsionar el costo unitario del producto, y por ende, la determinación de su margen de contribución. Lo que nos puede llevar a establecer precios de venta erróneos, afectando directamente las utilidades de la empresa.

Cómo podemos mejorar el cálculo de los costos unitarios

La gestión inteligente del costo de producción se inicia con el control adecuado de los materiales utilizados, las operaciones o actividades ejecutadas, así como la asignación correcta de los costos indirectos. El resultado serán los estados financieros que integran los costos de producción, como consecuencia natural de la ejecución de todo el proceso productivo. De esta manera, ejecutamos la producción por un camino ordenado y coherente. ¿Cómo hacemos esto? empezaremos a tratarlo en la segunda parte de este artículo.

Enlaces de interés.


COMPARTIR

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Subscríbete a nuestro Blog

Recibe los artículos más actualizados sobre gestión con ERP